Sobre extranjerismos (I)

¿Por qué lo llaman workshop cuando quieren decir reunión de trabajo? ¿Y por qué en el medio del workshop hay que hacer un break y no un descanso? Los extranjerismos (al igual que los aparatos electrónicos) “se instalan” en nuestra vida diaria mientras muchos escuchan y leen sin entender nada, ¿esa es la comunicación o incomunicación 2.0? Las innovaciones tecnológicas avanzan a veces con más rapidez que la lengua. De ahí que se adopten términos extranjeros pensando que no hay otra alternativa. El próximo diccionario (2014) de la Real Academia Española incluirá palabras como tuitear, tuit, tuitero o tableta (no de chocolate sino la computadora portátil).

La tendencia de emplear extranjerismos también se sigue en otros ámbitos como el económico o el de la moda y se trata principalmente de palabras procedentes del inglés (anglicismos) o del lenguaje profesional (tecnicismos). Mientras unos piensan que la utilización de estos vocablos puede hacer más interesante, chic e incluso culta la conversación, otros consideran que se trata de un esnobismo que puede llevar al ridículo o a la pedantería. ¿Por qué un discurso técnico no puede sonar igual de especializado y cualificado por utilizar términos españoles?

El idioma no es estático y tiene que evolucionar así como sus reglas de uso. El uso de voces o giros de otros idiomas está bien dentro de un equilibrio siempre “que responda  en lo posible a nuevas necesidades expresivas y, sobre todo, que se haga de forma ordenada y unitaria, acomodándolos al máximo a los rasgos gráficos y morfológicos propios del español”, según el “Diccionario panhispánico de dudas”. Asimismo, es diferente un préstamo lingüístico e inventar “términos españoles siguiendo estructuras inglesas, como puenting o balconing, que en inglés no significan nada, señala el director de Informativos de TVE, Julio Somoano en  “Deslenguados”.

Distinción entre extranjerismos superfluos y necesarios

Cuando hay un equivalente español los extranjerismos son superfluos. Sin embargo, cuando no es fácil de encontrar una alternativa o su empleo está muy extendido entonces son necesarios, aunque existen dos casos:

  1. Extranjerismos con grafía y pronunciación originarias. Ejemplos: ballet, blues, jazz o software.
  2. Extranjerismos adaptados.
    • Grafía original; pronunciación y acentuación gráfica españolas. Ejemplos: quiche, airbag o máster.
    • Pronunciación original, grafía española. Ejemplos: pádel o chucrut.

Para el plural de los extranjerismos, la Fundación del Español Urgente (Fundéu) señala que lo correcto es hacer el plural en la lengua original y escribirlo en cursiva.

Sobre extranjerismos (II)

Fuentes consultadas

http://www.abc.es/sociedad/20130204/abci-consejos-reunion-anglicismos-201302011911_1.html

http://www.abc.es/20120920/cultura/abci-tuit-tuitero-tuitear-tuiteo-201209201611.html

http://www.fundeu.es/noticia/la-fundeu-bbva-publica-un-manual-con-decenas-de-consejos-para-escribir-bien-en-internet-7181/

http://www.rae.es/dpd/html/quecontiene.htm#extranje

Anuncios

2 pensamientos en “Sobre extranjerismos (I)

  1. Pingback: Sobre extranjerismos (II) | 101 formas de comunic@r

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s